Depresión Post-Parto en Hombres

Hoy quiero hablarles sobre un tema que se desconoce o nos parecerá completamente raro pero es algo que en lo personal lo experimenté y quiero que ustedes se instruyan, reflexionen en ello y sepan que hacer cuándo este momento llegue. Aunque no lo crean cuándo estamos embarazadas nuestros compañeros pueden experimentar síntomas e incluso tener antojos pero algo que no me esperé fue que me tocara enfrentar la depresión post parto no en mi, sino en mi esposo. Te preguntarás; ¿Cómo que en tu esposo?, pués si, en mi esposo.

Se dice que el 10% de los hombres que se convierten en padres pasan por esta condición emocional y es aún mas frecuente cuando nuestros retoños tienen entre 3 a 6 meses de nacidos pero en mi caso fué tan pronto me dieron de alta del hospital cuándo di a luz. Entiendo yo que los factores detonantes fué la falta de electricidad y medios de comunicación, como muchas de ustedes saben di a luz dos semanas después del huracán María, situación por la cuál muchas personas se encontraban bajo estrés ante este evento atmosférico, en mi hogar el parto fué un tanto el detonante luego de todo esto. La ansiedad aumentó entre nosotros, llegó el momento en el que discutíamos por todo y aún más cuándo eran cosas relacionadas a nuestra bebé. El se oponía a que la lactara a demanda, no quería ver nada de la bebé en nuestro cuarto, no tenía empatía alguna con la bebé, en fin todo lo relacionado a ella le molestaba de cierta manera. Esto fué algo que sufrí y mucho, sentía que el mundo se me caía encima, no tenía el apoyo de mi esposo, la lactancia era cada día mas dolorosa y complicada no tenía quién me ayudara o me orientara sobre ello, aunque tenía a mi familia, para mi era de suma importancia contar con el apoyo de mi esposo. En el embarazo siempre estuvo ahí para mi, siempre estuvo presente, no se perdía ni una cita en el ginecólogo o a un sonograma, solo extrañaba a ese hombre que todos los días me decía lo ansioso que se encontraba por tener a nuestra bebita en brazos. Cómo pareja normalmente teniamos nuestras diferencias las cuáles siempre se resolvía el mismo día y ahí el tema moría pero con la depresión post parto llegamos a dormir en cuartos separados. Viéndolo a el en esa actitud yo solo quería irme de mi casa, criar a mi hija sola, yo no lo toleraba, en fin quería escapar de la situación lo cuál no era lo correcto. Incluso le dije que teníamos que buscar ayuda profesional por que yo no podía más. Cuándo pude buscar información me topé con que mi esposo tenía todos los síntomas de una depresión post parto, algunos de ellos son: ansiedad, cambios drásticos de humor, desmotivación, irritabilidad, etc.

Me senté con el hablamos, expuse mis puntos, le pedí a Dios como nunca para que nos ayudara por que lidear con esto no es fácil ya que ambos estábamos agresivos. Luego de meses analizando, trabajando con nuestro matrimonio y nuestra nueva etapa de padres el accedió a ser más papá, a estar presente, a tener contacto y tiempo para ella. El comienzo de esto no fué fácil y ahí vi que era el quien sufría por que cada vez que cogía a la nena ella lloraba aunque yo estuviese cerca pero con mucha paciencia puedo decir que hemos salido de esto. La bebé se ha convertido en toda una nena de papá, nuestro matrimonio volvió a ser como era y juntos estamos explorando el maravilloso mundo de ser padres, luego de cinco meses puedo decir que estamos en la misma barca.

Mamitas si pasas por esta situación o piensas que puedes pasar por ello y quieres conocer sobre casos, éste es el mio, se puede superar siempre y cuando papá reconozca que tiene depresión post parto y esté dispuesto a recibir ayuda profesional para resolver la situación, ambos tienen que buscar ese “happy medium” para resolver esta o cualquier otra prueba que puedan enfrentar.

La depresión post parto no es para nada fácil, según Baby Center; “se cree que los desencadenantes son el miedo a fracasar como padre, el estrés causado por las horas de desvelo, los llantos, discusiones con la pareja, trabajar cansado y la responsabilidad de sustentar la familia. Todos estos tipos de presiones pueden gatillar una depresión en algunos padres. Y como siempre va a depender de los estilos de afrontamiento de cada persona, la depresión post parto es más frecuente en aquellos padres que no viven con sus hijos y en aquellos que son padres primerizos.”

Espero mi experiencia y un poco de información les sirva de ayuda. No olviden de buscar mas información y empaparse bien sobre este tema y sobretodo buscar ayuda profesional por si esto les sucede.

-Christ Bermúdez-Boyer

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.