¿Por Que No Quería Lactar? Mi Experiencia Con La Lactancia

Una de las cosas que primero te mencionan cuando te enteras que vas a ser mamá es si vas a lactar o dar fórmula. En lo personal, yo no quería lactar. Yo no quería sentir a un pequeño ser pegado a mi pecho todo el día. Escuchaba tantas historias de la lactancia pero obviamente muchas eran erradas, las cuáles solo me confundían. Yo jamás vi a un familiar mío lactar a su bebé y yo no fuí lactada, así que buscar o escuchar información sobre lactancia en mi familia era un no. Tengo una amiga llamada Carla, ella es Nutricionista, Carla siempre me decía que debía lactar o al menos intentar pero según pasaban los meses en mi embarazo cada vez me encontraba con alguien que me mencionaba la lactancia, sentía que me imponían que esa era la única alternativa cuándo existe la fórmula. Yo estaba completamente decidida en dar fórmula, siempre le decía a Carla que nadie se me pegaría ahí pero ella me aconsejaba, no les niego me molestaba, lactar no era mi prioridad, no estaba en mis planes, simplemente era un rotundo no.

Llegó el huracán María, yo tenía 37 semanas de embarazo y al ver la escasez de alimentos y agua potable me puso a pensar pero aún así me negaba a la idea de lactar. Una semana antes de dar a luz tuve un sueño, mas bien creo que Dios me mostró el por que tenía que lactar. Soñé que me encontraba en el “nursery” del hospital, aguantando a mi chiquita y estaba lactandola, sentí una fuerte conexión con ella, la realidad fué una de las sensaciones mas hermosas que pude experimentar, se sentía tan real que tan pronto me desperté mi forma de pensar cambió, quise darme la oportunidad de lactar. Todas y cada una de las palabras que Carla me había dicho sobre la lactancia retumbaron en mi. Llegó el gran día, nace JaeIn y me preguntan en el hospital si quería lactar, mi contestación fué un sí rotundo, aún con miedo al dolor a todo lo que posiblemente esta decisión traería consigo en mi corazón sentía que al menos tenía que intentarlo. Cuándo llegó el momento no tuve a nadie que me dijera como pegarla, solo me dejé llevar por todos los videos que ya había visto en YT (aunque no quería lactar, si buscaba mucha información), tan pronto pegué a mi chiquita todo se sintió exactamente igual que el sueño, ese apego, esa conexión única de por si fué algo mágico. Luego de cuatro (4) horas seguidas de lactar terminé con los pezones descuartizados, si sangré. En el hospital, tras no orientarme como lactar y ver que sangraba por el mal agarre de mi chiquita, querían que aprobara que le dieran fórmula, ahí me preocupé y mucho, no fuí orientada sobre ese detalle tan importante, así que tuve que aceptar pero mi idea de lactar no terminaba, yo tenía que lactar si o si. La niña al nacer a las dos semanas del huracán María buscar información de grupos de apoyo por internet era un no, tenía que confiar en mi, en mi instinto. Estuve un mes y medio lactando con dolor, dolor el cuál me aguantaba diciendo en mi mente, “todo por ella”, yo tenía el pezón plano y mi hija un hermoso frenillo en su labio superior, no existía fórmula segura, su alimento seguro era yo en ese momento, ni hablar de su primera crisis de crecimiento, yo no sabía lo que le sucedía, no sabía que las crisis de crecimiento y lloré como nunca, me sentía la peor madre del mundo por no saber que pasaba.

Un día en una cita de seguimiento en el WIC, estaba hablando con otra mamá y me desahogué con ella, le dije lo que me sucedía y me mencionó La Liga De La Leche. Cuándo logré tener internet busqué información y di con una líder de La Liga de la Leche, Lizette Barranco, gracias a Dios y a ella pude tener un mejor agarre, Lizette no tan solo me explicó y me enseñó como lactar a mi bebé de la manera correcta, el dolor ya no existía y JaeIn estaba comenzando a aumentar más rápido de peso.

Mi travesía por la lactancia ha sido una de las mas hermosas experiencias que he podido vivir en esta etapa de la maternidad, saber que doy lo mejor de mi en cada gota para mi hija me hace sentir completa. No tan solo lacto a mi hija, por un período corto de tiempo lacté a un hermoso bebé llamado Thiago André, ayudé a su mamita en lo que establecía un banco de leche materna al ella volver a su trabajo y lactar de manera combinada. Llevo nueve (9) meses lactando y planeo seguir hasta que Dios y JaeIn quiera, es difícil pero no me quiero quitar, cada día el apego es hermoso y es una etapa que quiero disfrutar hasta el final, cuando ella diga, “mamá ya estoy grande, no quiero más”, yo respetaré su decisión.

Hoy día oriento a mamitas que al igual que yo tienen sus dudas y las refiero a personas certificadas en lactancia que puedan orientarlas de manera correcta, con información actualizada.

Si tienes dudas o preguntas sobre la lactancia no olvides en contactar a estos grandiosos grupos de apoyo como lo son:

La Liga De La Leche de Puerto Rico

ASI Alimentación Segura Infantil

Juntos Gestando, Lactando y Criando

¡Gracias por leerme!

– Christ Bermúdez

Recuerda seguirnos en:

Facebook

Instagram

3 thoughts on “¿Por Que No Quería Lactar? Mi Experiencia Con La Lactancia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.