Depresión Postparto: Mi Historia.

La depresión llega y se refleja de tantas maneras, no le importa tu estatus social, sexo, color de piel, en realidad a la depresión no le importa nada, solo le importa llegar y hacer estragos con tu mente, con tu vida y también con las personas que te rodean. De igual manera es la depresion post parto, yo la llamo un asesino emocional silencioso.

Desde que estaba embarazada le temí al tema, simplemente lo evitaba, no quería hablar de ello, yo solo decía: “eso no me pasará a mi.” Cuándo mi hija nació para mi todo estaba bien, todo estaba normal, según pasaban los días y los meses me percaté que sentía cierto odio, repudio hacía ciertas personas. Todo me molestaba (aún muchas cosas me molestan) desde comentarios de amistades, familia y personas desconocidas. A nadie me le quedaba callada, todo aquel que intentara romper la pequeña burbuja que yo creé con mi hija para mi era un enemigo más, explotaba con todo y con todos, incluyendo con mi esposo. No importa quién sea si el comentario es absurdo hacía mi crianza obtienes mi insulto (lo digo en modo presente por que aún me está pasando). La depresión post parto sacó de mi una actitud sincera, honesta pero hiriente, me convertí en una troglodita emocional.

Mi aspecto físico cambió, no me visto igual, diría que mi closet dejó de ser mahones apretados, hermosos tops y tacones mega altos para ser un closet de ropa extremadamente relajada y cómoda para la lactancia, sandalias y zapatillas, nada más. Dejé de maquillarme y comencé a dejar de sentirme bonita y enamorada de mi misma. Se me metió en la cabeza ésta errante idea, que ya soy mamá y las cosas cambian, además le dí la hermosa bienvenida a “mommy bun”, no me peinaba con secador y plancha por mucho tiempo (aún sigo sin hacerlo pero resalto mis rizos). La realidad se me olvidó que tengo un esposo en casa el cuál se enamoró de mi siendo una chica con curvas marcadas que sabía llevarlas con orgullo y muy arreglada, solucioné ese problema con el refrán: “ahora soy mamá, el debe de entender.”

Los meses pasaron y todo muy normal, seguí con mi actitud de malévola y cantando verdades a tutiplén sin medir consecuencias, era como si tuviese embarazada aún y la mala barriga me dió con medio mundo que se me acercaba. Mi depresión solo hacía que yo quisiera salir corriendo solamente con mi hija en brazos, que nada ni nadie nos dijera nada, esto incluyendo a su papá. Siempre estaba irritable, agitada, sentía culpa por una sola razón, no entender lo que le sucedía a mi hija cuándo lloraba sin razón alguna.

Puedes verme sonreir, ser feliz ante tus ojos y percibir que todo está normal, preguntarme si estoy bien y yo te responderé que si, pero NO es así. Muchas veces pensé que era bipolar, habían días que amaba a mi esposo, otros días no quería ni tenerlo cerca. Así es la depresión en general.

A los ocho (8) meses post parto reconocí que no estaba bien, que algo fuera de lo normal estaba sucediendo en mi pero el miedo de buscar ayuda y pensarán que yo no era capaz de cuidar a mi hija y me alejaran de ella por eso, hizo que tratara de resolver mi situación por si sola y no lo logré. Me senté hablar con mi esposo y le comenté que necesitaba ayuda de un psicólogo, el me dijo: “acabas de dar tu primer paso”, mi esposo sabía que estaba mal, yo no soy así pero el entendía que era algo que yo tenía que aceptar que estaba sucediendo y necesitaba ayuda de Dios y ayuda profesional para lograr salir de esto.

¿Cómo me percaté que tenía depresión post parto?

  • Me sentía irritable.

  • Lloraba a cada rato.

  • Coraje extremo con el mundo, más bién un odio a la humanidad.

  • Dicen que los problemas emocionales/mentales se reflejan en el cuerpo y si, es verdad. Aunque padezco de gastritis, me daba reflujo gastroesofagico, pasé muchos sustos, me ahogaba por las noches.

  • Siempre estaba ansiosa.

Con esto comprendí que necesitaba la ayuda “rush”. Contacté un psicólogo a través de mi plan médico. Ya llevo solamente tres (3) sesiones con el y he tenido que armarme de valor y voluntad para aceptar lo que me sucede y buscar la manera de salir de esto, importante poner de mi parte para que esto funcione. Le pido a Dios todos los días por que sin El no se puede, es bien difícil salir por si misma de esto. Es como estar metida en el océano, nadas y nadas y aún sientes que estás en el mismo lugar. Dios ha sido sabio en ponerme un psicólogo que también es creyente y que me ha ayudado entender muchas cosas sobre mi matrimonio ahora con la maternidad.

Estoy aprendiendo a vivir un día a la vez, estoy volviendo a amar quién soy ahora, amar mi cuerpo luego de mi embarazo. Tomé la decisión de cuidarme y volver a mi peso o al menos cerca de quién era antes de ser mamá, en estos momentos yo soy mi propio proyecto de amor, de crecimiento como persona, mujer, esposa y mamá. Estoy nuevamente aprendiendo a tomar las riendas de mi vida, canalizando todo lo que me pasa día tras día aunque todavía tengo poca tolerancia y muchas cosas aún me molestan demasiado.

Dios ha sido mi guía y mi aliado en este proceso, mi psicólogo se convirtió en un amigo que escucha y me aconseja. Al principio es demasiado difícil, sentarte a hablar de tus problemas con un extraño es bien complicado pero tienes que armarte de valor y hacerlo, tienes que poner de tu parte.

Puede que te sientas identificada con mi historia, puede que no pero puede ser que tengas otros síntomas. Te invito a que vayas a un terapeuta o psicólogo de familia, eso ayuda muchísimo. Rodeate de buenas amistades, “mom friends”, saca tiempo para ti. Amate y mimate. No tan solo hazlo por ti sino por el bien de tu o tus hijos, nuestros peques necesitan una mamá completamente estable emocional y psicológicamente.

Aquí te dejo el enlace de Medline Plus, el cuál utilicé para reconocer mis síntomas y tomar acción.

Gracias por leerme y espero mi experiencia te ayude mucho a sobrepasar esta adversidad llamada: Depresión Post-Parto.

-Christ Janissa

Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook

Instagram

Twitter

3 thoughts on “Depresión Postparto: Mi Historia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.