Depresión Posparto: Desde los ojos de Papá

Cuándo nació nuestra hija fué el día mas hermoso de nuestras vidas. La primera vez que la tuve en brazos sabía que nuestra vida era otra de la noche a la mañana. Christ Janissa estaba feliz por nuestra pequeña, JaeIn era todo lo que ella anhelaba. Cuándo llegamos a casa todo era normal, como padres primerizos los primeros días todo estaba súper bien aunque difíciles por que JaeIn nació a las dos semanas del huracán María y la falta de muchas cosas nos complicó un poco la adaptación de ser padres y nos enfrentamos a retos inimaginables. A mi entender Christ estaba bien y todo lo veía normal, una vez JaeIn cumplió sus ocho meses noté que Christ peleaba más conmigo, nada de lo que yo hacía estaba bien, se desvelaba más, muchas noches se levantaba asfixiada por reflujo, eran muy frecuentes, siempre estaba enojada, nadie podía tocar o acercarse a la nena, en resumen estar casado con alguién que tiene depresión posparto no es nada fácil, de cierta manera dejé de ser su esposo y fuí mas bien el padre de su hija y su roommate, Christ me vió como su peor enemigo, así lo sentí.

Christ cambió por completo, dejó de cuidarse, lo primero que encontraba era lo que se ponía, vi como ella dejó de amarse asimisma. Un día estabamos sentados en el comedor y le dije todo lo que vi en ella, como la veía, le dije que tenía que buscar ayuda, que llamara al plan médico y buscara un psicólogo por que lo necesitaba, Christ me dijo que lo haría. Luego de la tercera sesión con el psicólogo fuí notando cambios positivos en ella, mi diario vivir viendo a mi esposa decaer me daba impotencia, de cierta manera sentía miedo, miedo que ella se fuera de la casa con mi hija ya que peleábamos demasiado, lo que nunca había pasado en nuestra relación, como papá y esposo vivía en una incertidumbre diaria, no sabía a que iba suceder, cada día sucedía algo nuevo, más bajas que altas. Fuí con Christ a varias sesiones con el psicólogo, también el me dió herramientas para ayudarla a ella en su proceso de depresión. Según fueron pasando los meses todo fue mejorando grandemente, Christ comenzó a quererse más, a cuidarse, la vi evolucionar no tan solo como madre sino también como mujer. Todo comenzó a fluir en nuestro matrimonio volví a tener a mi esposa. En todo este proceso a pesar de sentir que iba a perder mi familia, algo muy dentro de mi me recordaba el por que no podía quitarme, tanto JaeIn como Christ me necesitaban, puse mas de mi parte, decidí apoyarla y dejarle saber que estaría ahí para ella. Hoy día me siento mas que orgulloso de ella, ver en la mujer en la que se ha transformado y como a sacado las fuerzas para ayudar a otras madres que han pasado o estan pasando por depresión posparto.

Es de suma importancia tener paciencia, apoyar a tu esposa, buscar uno mismo las herramientas necesarias para que busque la ayuda que nacesita, no es un camino fácil pero se puede. Nuestra ayuda para ellas es indispensable, si ves a tu esposa con síntomas depresión busca información, toma la iniciativa de buscar la ayuda para ambos aunque tu te sientas bien, nuestras esposas nos necesitan en todo el sentido de la palabra. Uno como esposo tiene un rol y es ser el sosten de tu esposa cuándo ves que las cosas no están bien. Lo importante es nunca rendirse y buscar ayuda, créeme solos no lo van a poder lograr.

Gracias por leerme.

Josean-JaeIn’s Dad

Recuerda seguirnos en las redes sociales facebook, instagram y Soy Tus Oidos

One thought on “Depresión Posparto: Desde los ojos de Papá

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.